Nacha Canvas – La técnica como transformación y ritual

Por Luisa

En una nueva presentación de portfolios, mostramos los trabajos de la joven artista que nos enseña que los procesos artísticos se manifiestan por distintas vías.

Nacha nació en Ushuaia en 1990, y si bien estudió Diseño Gráfico en la Universidad de Buenos Aires, hace poco decidió volver a su tierra natal para trabajar a tiempo completo en sus obras y haciendo piezas utilitarias en cerámica, “…La alfarería es para mí un refugio donde lavo las culpas de la inutilidad del arte. La gente que más admiro es la que se dedica a un oficio”, nos cuenta.

Desde muy chica supe que quería estudiar diseño, había algo en la carrera de Bellas Artes que no me cerraba. Quizás es esa locura que rodea al imaginario de artista lo que me alejó, tengo un perfil mucho más racional. De hecho mi obra está atravesada por una influencia muy fuerte de las metodologías de trabajo propias del diseño. Con todas las diferencias que también le exijo.

Su trabajo, como si fuera el resultado de un proceso físico y químico, es la consecuencia de una sumatoria de capas que se amalgaman. “La técnica no es para mí un factor que esté sujeto a lograr cierto resultado, sino que es todo un ritual en sí mismo. Hay un placer en la investigación que para mí es trascendental en todo lo que hago. El resultado es un momento encuadrado de todo el proceso, ni más ni menos importante para mí.”

Sus influencias no vienen de las artes visuales, sino de la arquitectura y principalmente de la gastronomía, mundo que últimamente se encuentra explorando cada vez más en profundidad, “…me atrae muchísimo el manejo de los tiempos y la espera en cada etapa, el dejar reposar, y las transformaciones de estado, color y textura. Son acciones que forman parte de un repertorio con múltiples combinaciones que se ecualizan para lograr un sabor único. Cuando hago una obra, siento un paralelismo constante con esas acciones, sobre todo con la acuarela que tiene tiempos tan exactos, y con toda la química que está presente en cada fenómeno.”

En los próximos días, Nacha estará presentando sus últimos trabajos en una muestra individual de la galería Quimera en la feria Pinta Miami. La serie a exhibir se titula Hiel de Buey, haciendo referencia al medio que se utiliza para la fabricación de acuarelas. “Es un viaje hacia el color abordado desde su materia y composición. Una conexión o reflejo de los fenómenos climáticos que afectan el color en la intemperie y las acciones que suceden en el soporte donde trabajo.”

Nacha Canvas además, es una de las artistas que participa del libro Paisaje (re)velado, de Jellyfish Editorial, que se estará publicando el año que viene gracias al apoyo de la campaña de crowdfunding en idea.me.

Para más información:
www.nachacanvas.com

      

Compartir en: