Las palabras y las cosas: Encuentro Federal de la Palabra

Por Leonardo Martínez

El Encuentro Federal de la Palabra propone reflexionar sobre la palabra como instrumento de la democracia, con juegos interactivos para los más chicos, y seminarios, entrevistas y charlas para los más grandes. Todo gratis.

El evento tiene como protagonista a la palabra y sus hablantes: el pueblo. Chicos, jóvenes y grandes son convocados para participar y hacer uso de la palabra y sus transposiciones en los diferentes soportes materiales: plástica, libros, historieta, música, voz, teatro y cine. Todas las voces, todas. Todas las formas, todas. La propuesta es hacer de la palabra un encuentro democrático: La Palabra Incluye! anuncian los carteles en la entrada. La palabra como instrumento de política, de participación federal y construcción de la patria grande. La palabra como acción, donde decir es hacer. Hacer cosas con la palabra.

Lejos del confuso episodio de censura a Vargas Llosa en la Feria del Libro pasada, este encuentro incluye a Borges y su palabra; y lo pone a dialogar con la escuela literaria popular Argentina y su máximo exponente: Roberto Arlt. El idioma de los argentinos y su crisol de influencias gitanas, africanas, árabes, indias, españolas… son puestas en escena a través de juegos y otras formas interactivas de participar, como por ejemplo un dominó de palabras oficiales y periféricas para aprender lunfardo, donde la palabra Dinero tiene su continuidad sinónima en la ficha que se lee Guita. Esta forma de poner en práctica dos idiomas nacionales, es un gesto político de inclusión social, de poner en común (de comunicar), a los hablantes de toda la comunidad. El propósito del encuentro es acotar la brecha entre los sujetos; un ejercicio pedagógico en contra de la discriminación idiomática, que excluye hablantes y limita la construcción de la identidad nacional. Acepta las palabras marginadas y las pone a circular con las académicas, porque entiende, como pasa en las vanguardias, que las palabras luchan por ocupar el centro, hacerse visible. En ese sentido: una experiencia Fanzine, invita a los chicos a armar una revista con sus propias configuraciones idiomáticas y visuales; como las publicaciones clandestinas o revistas culturales de poca circulación, en este módulo aprenden a participar en los medios de comunicación.

La interpretación es un ejercicio de la democracia, por eso la propuesta incluye una galería de adaptación de géneros literarios a cinematográficos. Muestra, en simultáneo, los dos soportes: el libro como ficción de origen al lado de la película como resultado hermenéutico, cuyo híbrido de lenguajes muestra a la palabra en todas sus posibilidades significantes: el cine. También la inspiración como una forma de interpretación es una propuesta pedagógica para los jóvenes, donde una serie de cuadros pintados por Antonio Berni, cuya temática son los cielos, son disparadores de palabras para crear, a partir de la obra, un texto paralelo: una frase o un poema. Palabras sueltas de composición libre que se adhieren a un pizarrón imantado ubicado debajo de los cielos de Berni.

Aquí, en este predio, otro grupo de alumnos se entretiene en desarmar la lógica del lenguaje. Sentados en una mesa redonda y guidados por un coordinador, juegan a ser vanguardia, a romper la palabra, a entender las convenciones de la lengua y sus sentidos: juagan al cadáver exquisito, al surrealismo. Luego, en un módulo contiguo, los espera inventar un idioma imaginario con figuras abstractas del artista Xul Solar, que yacen sueltas en una caja, como símbolos antiguos de un lenguaje desconocido que hay que descifrar.

El Encuentro de la Palabra toma a la palabra como forma y como contenido. En un lugar del recorrido la palabra (y sus unidades, las letras), son dibujos, diseños gráficos, objeto; en otro: es narrativa, es portadora de sentido poético. Muestra las dos caras de la moneda.

Acostumbrados a la gramática escolar y su sistema punitivo de corrección, este encuentro insurgente de la palabra, ilumina a los alumnos. Le pregunto a uno de ellos cuando se está yendo al micro de regreso qué aprendió en el recorrido: que Lengua puede ser divertida, responde pensativo. Tiene 9 años.

La muestra podrá visitarse hasta el 20 de abril en Tecnópolis, de 12 a 22hs. Colectora Gral Paz entre Av. Balbin y Av. De los Constituyentes,  Vicente López.

Para más información:

www.encuentropalabra.ar
www.tecnopolis.ar/2013/downloads/efp-catalogo.pdf

Compartir en:
@Florencia Soria
@Florencia Soria