Cerca del suelo

Por Lucía Aguilera

Life´s too short es la creación mas reciente de Ricky Gervais, padre de criaturas tan excepcionales como The Office y Extras. Haciendo foco en un tema que conoce al dedillo: la industria de los medios. Tomando como punto de partida la vida diaria del actor enano Worwick Davis, y con la irreverencia como marca registrada, estará saliendo al aire este mes por la pantalla de HBO.

En este 2012 podrán suceder las desgracias propias de los años bisiestos, sumadas a los hiperdifundidos vaticinios apocalípticos aumentados por la lente de la televisión basura y los libros de predicciones, pero en materia de televisión estamos cubiertos. No importa que sigan produciéndose series malas como Pan-Am, que la gente continúe riendo con los gags repetidos de The Big Bang Theory, o que siga al aire la mediocre How i met your mother, copiando fórmulas noventosas, tan usadas.

En breve saldrá al aire una serie que redime los residuos que pueda traer la pantalla chica este año. Otra piedra preciosa, pulida por uno de los más grades, Ricky Gervais. El inglés creador de The Office y Extras, vuelve a dispararle a todo, incluso a sí mismo. Esta vez se trae bajo el brazo una miniserie de 6 capítulos: Life´s too short (La vida es muy corta). En una clave similar a lo que fue Extras, en donde la serie cumplía una función metalingüística: la industria del cine y la TV hablando de sí misma.

Protagonizada por Worwick Davis (tal vez lo recuerden al frente de la película de 1988 Willow o en las más recientes de la saga Harry Potter) el actor enano se interpreta sí mismo y es tambien co-autor del programa.

La diversidad en los medios continúa siendo un elemento casi teórico, plantado como una deuda o un deber. Gervais junto a su compañero Steve Merchant le dan una vuelta completa al asunto haciendo lo que mejor saben: observar el margen de error humano, provocarnos vergüenza ajena y explorar los prejuicios, rompiendo con maestría los límites y la corrección política.

Entonces, por sobre todo, prevalece la idea de la igualdad, pero no en su acepción romántica, idealista y esperanzadora, sino en su rostro más grotesco, vulgar y cotidiano. No dan lecciones, no ubican a Worwick en un lugar diferente o a salvo por ser enano. Lo presentan como una persona superficial, ruin, que atraviesa un proceso de divorcio porque no considera a su esposa (una mujer promedio, de estatura normal) lo suficientemente bella, que desprecia a las otras “personas pequeñas”, que busca reinsertarse en la industria, declamando a cada rato que es “el actor enano más famoso de Inglaterra”.

Para reposicionarse, recurre a Gervais y Merchant, que cierran el circulo de la ficción, la realidad, el puente que se traza entre ambas. Ambos, claramente irritados por las irrupciones de Davis a sus oficinas, terminan cediendo de a momentos a sus pedidos. Mientras el pequeño actor trata de sobrevivir a una deuda enorme con el fisco, a su divoricio, a su contador alcohólico e incompetente y su secretaria ineficaz, se va cruzando con algunos de los actores más famosos del mundo, en su lucha sin cuartel para retomar la actuación y ser reconocido. No importa qué precio tenga que pagar por ello, o qué porción de su vejada integridad se ponga en juego.

Cuando detrás de un proyecto hay gente de la talla de Gervais, es seguro que las grandes estrellas no dudan en prestarse a la burla de sí mismos y de lo que son en el imaginario popular. Entonces aparece Liam Neeson, incapacitado para salir de su dramatismo hondo, que lo persigue aún cuando quiere hacer comedia. Johnny Deep se muestra estúpido, fuera de lugar y caprichoso. Steve Carrell es puesto en ridículo y avergonzado.

Si el falso reality podía parecer un formato agotado, Life´s too short lo retoma para borrar las líneas y reescribirlas. Si ese recurso podía resultar en ciertos casos algo caduco o un poco obvio, aquí funciona para llevar todo un paso más allá, mostrándonos a todos que la exploración del mundo personal siempre da un nuevo fruto.

Para más información:
www.youtube.com

Ilustrada por:
Bruto
brutojuan@hotmail.com

Compartir en:
©Bruto
©Bruto