Notas al pie | Katsumi Komagata / Una nube de ideas

Por Lucas López

Las ediciones infantiles de Katsumi Komagata apelan a la totalidad de los sentidos, en una estrategia del descubrimiento y la percepción orientada a los más chicos.

“Simplifica, simplifica”, decía Thoreau en sus notas. En las cajas, libros infantiles, almanaques e ilustraciones del autor y diseñador japonés Katsumi Komagata (Shizuoka, 1953), la simpleza desborda por los costados perfectamente guillotinados de sus páginas. Con una esmerada atención al detalle, los troqueles combinados y los efectos de pop-up, las siluetas de olas, animales y árboles surgen de entre sus páginas y sorprenden al lector. Títulos honestos como “Cartas a dúo”, “Juega con Colores”, “Primera Mirada” y “Encuentro con los Colores”, entre otros, enaltecen a las ediciones y definen el profundo espíritu poético de Komagata, quien subordina su arte al plegado, el color y el respeto por el papel.

Lo sublime en las ediciones de Katsumi Komagata —publicadas por One Stroke, su propia nube editorial—, es su concepto de la miniatura y el uso invisible de la tipografía, que confina solo a créditos o breves frases accidentales en japonés, Inglés y español. Realizado a mano, el libro “Pequeño Árbol” muestra, a través del crecimiento en las distintas estaciones del año, el ciclo de vida de un árbol. La historia se expande de forma sutil, con sombras en las páginas que hacen alusión al cambio del árbol a medida que crece. Como cartas de colores, Katsumi Komagata diseña objetos coleccionables que calan profundo, de cuya levedad muchos diseñadores e ilustradores debieran tomar nota.

El nombre del célebre Kasumaza Nagai resulta clave en el contexto y la formación de Komagata, con quien se formó en sus inicios. Sus libros —cuyo primer ejemplar surge como regalo de cumpleaños a su hija, que luego se convierte en los diez volúmenes de la edición “Pequeños Ojos” (1992)— se ubican en el estante de What colour is your world? (Phaidon, 2010), de Bob Gill, The Giant Game of Sculpture (Phaidon, 2014), de Hervé Tullet, El Menino (2015), de Isol, y Rompecabezas (2012), de Diego Bianki, ediciones creadas por la tenaz autoría de diseñadores e ilustradores que piensan y producen para el mundo infantil.

Parte de las piezas de Katsumi Komagata se pueden conocer en la galería de Espacio Zorro Rojo, donde las exhiben, como al resto de sus productos a la venta, en modo objetos de arte. ”Trajimos sus obras desde Tokio a Buenos Aires –dicen en la galería– porque creemos que resultarían una experiencia inspiradora. Son obras poco conocidas, no abundan sus ediciones en Occidente. Según recuerdan, conocieron a Komagata en una feria internacional, sentado en el centro de su stand, con sus libros matemáticamente ordenados. “La exposición tuvo muy buena recepción —agregan—, así que nos animaremos en el futuro a intentar que Katsumi, honorable maestro, viaje hasta aquí, al sur del planeta. A ver si hay suerte”.

Komagata ganó premios como el Cubo de Plata del Art Director Club (New York), el Premio de la Creatividad (París), el Premio Internacional al Libro Infantil (Suiza), y dos Premios al Buen Diseño (Japón). En el anhelo de One Stroke, “no habrá  ninguna valla para la humanidad, idiomas, cultura, discapacidades y discriminación. Es nuestro deseo para crear un diseño universal”. En la aproximación conceptual, la simpleza testimonial de Katsumi Komagata describe una forma categórica de entender el mundo, que sintetiza en miniaturas únicas de colección.

Leer más Notas al pie

Compartir en: